domingo, junio 11, 2006

El Peje y Marcos se parecen mucho: Krauze

“Escribir sobre política es como escribir sobre la arena. La azarosa marea borra, día tras día, la vigencia del hecho”, describe el
maestro Enrique Krauze el oficio de interpretar la historia de lo cotidiano, en su más reciente libro Para salir de Babel, editado por Tusquets.
Enrique Krauze, doctor en Historia por El Colegio de México, reúne en 134 páginas una serie de ensayos sobre el acontecer político de nuestro país en un periodo que coincide con el sexenio del presidente Vicente Fox.
Aunque su enfoque no es sexenal, sino que trasciende los hechos, como en el apartado de los “Decálogos” donde propone una reflexión sobre diez puntos que definen al populismo como categoría de análisis político para este fenómeno presente en México. Para auxiliarse en la argumentación se remonta lo mismo a autores actuales que a Aristóteles.
Son también diez apartados en los que ha dividido, el autor de La Presidencia Imperial su exposición en este texto que reúne artículos y ensayos que fueron escritos y publicado en la prensa mexicana, en el periodo que se alude:
“El nuevo régimen”, Los tres poderes”, “Vicente Fox a mitad del camino”, “Nuestros partidos”, “Reformas postergadas”, son algunos de los subtítulos, a los que se vienen a agregar “Costumbres democráticas”, los mencionados “Decálogos”, “Propuestas cívicas”, “Hacia las elecciones de 2006” y “Los candidatos”.
En gran medida Para salir de Babel es la continuación de un gran trabajo de análisis que se compiló hace cinco años bajo el título de Tarea política. En aquel volumen –dice Krauze— “mis editores y yo queríamos dejar testimonio de una batalla que muchos libramos, la batalla por una democracia sin adjetivos”.
Por cierto, en este último apartado llama la atención un párrafo, que corresponde al final del libro. “Andrés Manuel y Marcos se parecen mucho”, afirma Krauze y argumenta: “Pertenecen a la misma generación post-68. Fueron discípulos formales (Marcos) o conversos informales (AMLO) de los jesuitas posconciliares, y pasaron por las aulas de la Facultad de Ciencias Políticas, donde el marxismo era un nuevo catecismo”.
En la oficina de AMLO, cuando era jefe de Gobierno, este paralelismo se le reveló a Krauze estando ante una fotografía de López Obrador en la que aparece con Marcos. Luego escribe:
“¿De cuál de los dos líderes mesiánicos será el reino terrenal de la pureza? ¿Del guerrillero o del luchador social? Una cosa está clara: Si López Obrador no se atreve a ver con ojos críticos su propia actitud mesiánica, si insiste en concebir la política como una misión religiosa y no como un quehacer cívico y republicano frente a cuya natural impureza sólo cabe el respeto a las leyes y las instituciones creadas por los hombres, los mexicanos viviremos (gane o pierda) tiempos de zozobra, ‘con el Jesús en la boca’”.
Para salir de babel tiene la importancia que da el momento y la garantía de la comprensión de este “tiempo nublado” que posee un autor lúcido y comprometido con la democracia como es el doctor Krauze.
Los textos están redactados a sabiendas—como él mismo menciona— que la escritura política “es un ejercicio periodístico, y así debe considerarse. De allí extrae su vitalidad pero también sus límites. Su esencia es la obsolescencia”.




Para todo lo que quieran saber sobre Andrés Manuel López Obrador visítanos aquí.
Cuando quieras saber mentiras y babosadas visita la página oficial del Estúpido Populista

2 Comments:

At 12/07/2007 10:33 p. m., Blogger Roberto said...

DE LA QUE SE SALVO MEXICO DE LOS POPULISTAS MESIANICOS !!!

JAMAS LLEGARAN AL PODER, IZQUIERDOSOS DE PACOTILLA!!

 
At 6/05/2012 11:10 p. m., Anonymous Anónimo said...

Uf, no mejor no gasto mi tiempo bye,

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home













View My Stats